¡Cuida de tus amigos!

Lo único que nos llevamos, lo único que dejamos es el amor que hemos dado.

amigos 2

Esta semana he leído con agrado los resultados del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de junio. Dice que el 70% de los españoles se considera feliz y que el 90% se encuentra satisfecho o muy satisfecho con su vida. ¡Es una buena noticia que la felicidad esté presente en tantos hogares!

También se cita lo que más valoran los encuestados para ser felices: tener buena salud, tener trabajo, tener buen carácter, ser optimista, tener buenos amigos y vivir en un país con libertad social y política.

Pues bien, de entre todos esos valores, hoy quiero hablar del valor de la amistad, de esa familia que elegimos, porque creo que vivir la experiencia de la amistad es fundamental para ser feliz. Hoy, me gustaría pedirte que cuides a tus amigos porque como digo en mi último libro “Reilusionarse”, lo que de verdad nos hace alcanzar la plenitud en la vida es lograr la felicidad de los que nos rodean y de quiénes amamos y nos importan. ¿Y cómo se logra? ¡Haciendo que se sientan bien cuando están contigo! ¡Escuchándoles! ¡Logrando que se sientan importantes a tu lado! ¡Dedicándoles tiempo! (pero tiempo de calidad).

Y no te olvides de expresarles tu amor también de forma física. En la amistad cuenta mucho el acercamiento al otro. ¡De corazón! Siempre digo que parece que nos avergüence dar un abrazo, darle un par de besos a ese amigo que ansiábamos ver… ¿Por qué? Te invito a compartir tus sentimientos y a expresarlos físicamente. ¡Abraza, acaricia, besa…! Además, según los estudios científicos realizados, también aumentará tu autoestima, tu seguridad emocional, la confianza en ti mismo… ¿A qué vale la pena?

Dice un proverbio árabe que se puede vivir sin un hermano, pero no sin un amigo.  Te invito a abonar tu jardín, la auténtica amistad es una planta de crecimiento lento y constante… ¡Feliz semana!

Comentarios (2)

Quien tiene un amigo tiene un tesoro, pero a veces olvidamos abonar el jardín por falta de tiempo, saquemos un poquito del nuestro y llenemos la regadera…

Tengo la suerte de contar con muchos y muy buenos amigos, no les dedico a todos el tiempo y atención que me gustaría, pero no dejo pasar la mas mínima oportunidad (un cumpleaños, una buena noticia, a veces no tan buena, …) para enviarles un gesto de cariño, cada vez que puedo. El retorno es abrumador… Me siento muy querida por mis amigos!

Dejar un comentario