¿Repasamos los propósitos de Año Nuevo?

morguefile.com
morguefile.com

Estamos a punto de acabar el mes de febrero y me gustaría que repasáramos los objetivos, las metas, los propósitos que nos fijamos al comenzar el año. ¿Recuerdas?  Cuando acaba un año solemos plantearnos muchas cosas: dejar de fumar, hacer ejercicio, aprovechar bien el tiempo, jugar más con mis hijos, estar más con mi familia, entrar en contacto con la naturaleza, realizar alguna acción solidaria, ser más eficiente en mi trabajo, ponerme en marcha para conseguir ese logro laboral…

En ocasiones, abandonamos ese propósito, esa meta que nos fijamos a pocos días del 31 de diciembre y nos sentimos desilusionados… ¡Un año más! Pues bien, en este post pretendo que retomemos esos objetivos, metas o propósitos que nos marcamos a finales de año y que examinemos detenidamente en qué momento estamos y que nos preguntemos:

-¿Hemos hecho algo para conseguirlos? ¿Estamos un poco más cerca de cumplirlos?

Si la respuesta es positiva, te animo a seguir adelante, a seguir trabajando por ellos…y ¡por supuesto! Te doy la enhorabuena.

Si la respuesta es  negativa, te pido que no te desanimes y te invito a que sigas leyendo porque con este post me gustaría ayudarte a ponerte en marcha.

Y lo primero que quiero es que repases las metas que te propusiste al comenzar el año y, si es necesario, que las vuelvas a definir porque es un paso fundamental para poder alcanzarlas. Porque cuando emprendes un viaje en automóvil aunque lleves un magnífico coche nuevo con el depósito lleno de combustible… ¿A qué si no sabes hacia dónde te diriges nunca vas a llegar? Pues algo parecido ocurre con las metas que nos ponemos, definirlas claramente es fundamental para llegar a ellas.

Así que la primera pregunta que responder sería:

-¿Qué quiero conseguir?  

Y en este punto, recuerda que siempre hay que trazarse metas ambiciosas, pero alcanzables.

Una vez definido el objetivo, vamos a trazar el camino, nuestra hoja de ruta. La velocidad del trayecto debe ser constante, sin acelerones ni paradas que nos pueden desviar de nuestra meta. El esfuerzo continuo nos ayudará a acercarnos hasta él.

Por lo tanto, la segunda pregunta que me gustaría que te hicieras es:

-¿Qué voy a hacer HOY (cada día), mañana, pasado mañana, durante la primera semana… para acercarme a mi meta?

En este punto, y si el viaje es muy largo, en ocasiones es necesario echar mano del copiloto. Si necesitas la colaboración de otras personas para alcanzar tu meta pídesela. El trabajo en equipo es gratificante cuando se persigue el mismo objetivo. Muchas veces, esos colaboradores servirán de fuente de inspiración en momentos de desánimo o de cansancio.

Por último,

-Inspírate en los demás.

Si en el transcurso del viaje estás cansado… ¡no lo dudes! Párate. Descansa. Piensa. Redefine la ruta si es necesario.  Y vuelve a ponerte en marcha.  Pero no abandones el viaje porque el destino ¡merece la pena!

¡Ah! Y en el viaje, no te olvides de disfrutar del paisaje… porque la actitud con la que emprendemos el viaje nos va a ayudar a alcanzar nuestra meta.

¿Te animas a comprometerte con tus metas?

 

Comentarios (3)

Detenerse para valorar y repasar los propósitos, las metas o retos es un buen ejercicio…siempre que se acompañe de una dosis de una toma de conciencia seria, asicomo un grado de aceptación y humildad que permitan el cambio en esos retos! Hablo en primera persona porque hasta que esas variables no se dieron…no provoqué pequeños cambios que casi imperceptibles estan haciendo que todo gire en el sentido correcto y que yo deseo. Es importante cada dia decir con el corazón…GRACIAS…y apreciar que sólo uno mismo puede alcanzar lo que se proponga!! Espero poder asistir a la Conferencia del dia 26 en Marbella!!

Detenerse para poder valorar y repasar nuestros propósitos, metas o retos es un buen ejercicio que debe ir acompañado de una dosis de toma de conciencia seria, aceptación y humildad para que esa valoración haga que el cambio por muy imperceptible que sea se dé! Bien es cierto que si dejamos a un lado la ILUSION…GANAS…Y OPTIMISMO no seremos capaces de detectar las señales de esos pequeños cambios ni sacaremos una sonrisa que provoque entusiasmo! Cada día, encuentro sentido a la vida si soy capaz de contagiar a los demás que somos capaces de alcanzar lo que queramos utilizando cosas tan fáciles y a muestro alcance como..el optimismo..
la ilusión..y las ganas!! Dar las GRACIAS es importante y una SONRISA siempre ayuda.
Espero poder asistir al Taller del próximo dia 26 en Marbella y saludarlo.

Un abrazo

Inma, muchas gracias por tu comentario. De vez en cuando es necesario y conveniente pararse a pensar y, como bien dices, tomar conciencia. Valorar, evaluar y planificar una nueva estrategia si es necesario. Y todo ¡sin perder la ilusión y el entusiasmo! Sin abandonar la pasión por la vida y contagiando a los demás de nuestras ganas de vivir. ¡Un abrazo y nos vemos en Marbella!

Dejar un comentario