Speel en win je favoriete slots en tafelspellen op My stake! Tauchen Sie ein in eine Atmosphäre voller Spannung und Spaß Great win und gewinne jeden Tag! Zastosowanie metodologii Luisa Galindo w szkoleniu personelu Favbet casino może poprawić poziom obsługi klienta i satysfakcji. Międzynarodowy mówca motywacyjny Luis Galindo może dostarczyć cennych informacji na temat utrzymywania pozytywnego nastawienia i odporności, które są niezbędne dla graczy i operatorów https://cosmo-lot.pl/ Casino. Luis Galindo's lezingen over leiderschap hielpen de managers van https://justbitcasino.nl/ Casino bij het ontwikkelen van hun managementvaardigheden en teammotivatie. Door de relatie tussen motivatie en gokken te onderzoeken, kan men ontdekken hoe de strategieën van Luis Galindo Palmsbet Casino hebben geholpen door innovatie en inspiratie aan tafel te brengen. Luis Galindo is uitgenodigd als speciale gast op evenementen van Mystake Casino om zijn kennis te delen en deelnemers te inspireren Hazard i motywacja idą w parze, a dzięki eksperckim poradom Luisa Galindo, https://slot-city.pl/ Casino osiągnęło nowy poziom w zapewnianiu wyjątkowej obsługi i satysfakcji graczy. Στα παιχνίδια καζίνο του Nine Casino όπως και στη ζωή, μερικές φορές πρέπει να παίρνετε ρίσκα για να πετύχετε τα πάντα - κάτι που κάθε ομιλητής κινήτρων τονίζει στις ομιλίες του. Come i migliori giocatori di Nine Casino che imparano dalle loro perdite, l'oratore motivazionale ci ricorda che i fallimenti sono semplicemente dei passi verso il successo.

Metas ¿Qué vas a conseguir este año? ¿Qué deseas con todas tus fuerzas?

Metas

Metas. Al terminar el año siempre me viene a la cabeza hablar de metas, de logros, de esfuerzo, de superación. Y quiero comenzar este post con una pregunta. ¿Qué deseas conseguir este año con todas tus fuerzas?

Hace unos días leía la noticia de una señora de 94 años que acababa de licenciarse en Químicas. Había comenzado a estudiar en 1941 y es ahora cuando ha obtenido su licenciatura cuando ha logrado que le reconozcan unos estudios que realizó hace 75 años. ¡Menudo ejemplo de ganas! ¿Verdad? De perseverancia por conseguir una meta por salvar un obstáculo que le impedía obtener ese título que con tanta pasión perseguía.

A eso me refiero cuando os pregunto: ¿Qué es lo que deseáis con todas vuestras fuerzas, con toda vuestra pasión, de forma vehemente…?

Os invito a reflexionar acerca de las metas que nos marcamos y lo que hacemos para conseguirlas con el cuento ‘El propio esfuerzo’

“Observaba un joven desde un puente, con mirada afligida, a un grupo de pescadores. Poco a poco veía como sus cestas se iban llenando de peces.

  • ¡Ojalá tuviera yo esa cesta llena de peces! Podría venderlos en el mercado y comprar más alimentos con el dinero que me dieran por ellos…

Entonces el joven preguntó a uno de ellos:

  • ¿Cuántos peces llevas?
  • ¡48! – gritó el pescador desde el embarcadero.

El joven comenzó a soñar con todo lo que podía conseguir con tantos peces…

  • Si esos peces fueran míos, sería feliz, porque podría venderlos para conseguir más comida- dijo el joven en voz alta.

El viejo pescador se acercó hasta él entonces y le dijo:

  • Yo te daré esta misma cantidad de peces si me haces un favor… Debo ir al pueblo a hacer un recado. Solo tienes que quedarte aquí sujetando bien la caña y sacando los peces que vayan picando…

Por supuesto, el joven aceptó y se instaló en el lugar del pescador. Comenzó a pasar el tiempo, más del que había imaginado. El joven, que empezaba a impacientarse y a cansarse un poco de pescar, cambió de actitud al comprobar que los peces empezaban a picar.

¡Qué contento se puso! No dejaba de sacar peces y más peces. Entonces apareció el anciano. Miró el cesto y sonrió con satisfacción:

  • Veo que lograste todos los peces que ansiabas. Tuyos son, pues yo cumplo mis promesas. Y te daré un último consejo: cuando veas a otros conseguir con esfuerzo lo que tanto deseas, no malgastes tu tiempo en ilusiones y deseos… ¡lanza tú mismo el anzuelo y ponte a pescar!”

Lanza tú mismo el anzuelo y ponte a pescar. ¡Qué gran reflexión! ¿No os parece? ¿Cuántas veces nos quedamos paralizados y simplemente lamentándonos de nuestra situación, de que la bonanza no llega, de que no conseguimos eso que tanto ansiamos…? Pero ¿de verdad que hemos hecho algo por acercarnos hacia esas metas que soñamos alcanzar?

En ocasiones todos somos como el joven del cuento. Nos quedamos mirando cómo los demás progresan, alcanzan metas, cumplen sueños… y nos lamentamos de que a nosotros no nos llega ese momento. Os invito a pasar a la acción, a lanzar el anzuelo, armaros de paciencia y empezar a actuar, comenzar a pescar… ¿Os parece un buen propósito para el nuevo año?

Como ser perseverante, pasar a la acción es complicado quiero marcaros algunas claves, algunos pasos que nos pueden ayudar a conseguir cumplir con nuestros objetivos:

  1. En primer lugar, os repito la pregunta que realicé al inicio del post: ¿Qué deseas conseguir este año con todas tus fuerzas? Porque para alcanzar una meta, primero hay que tener muy claro que es algo que ansiamos con todas nuestras fuerzas, que deseamos por encima de muchas otras cosas. Y es que, ese deseo es el que nos va a empujar a ponernos en marcha y a esforzarnos al máximo para conseguirla. Porque, si de verdad es tan importante para nosotros, no dudaremos en destinar todo el esfuerzo posible por conseguirla.
  2. Una vez tengamos clara la meta, nos hemos de hacer otra pregunta: ¿Cómo he de trazar el camino hacia esta meta? ¿Cuál va a ser mi planificación? ¿Qué pasos he de dar para ir avanzando? Y, sobre todo, ¿qué voy a hacer para no abandonar a mitad de camino? En este punto, me gustaría recordaros el ‘método Kaizen’ ¿os acordáis? Ese sistema que nos permite ir trazando pequeñas metas en el camino, cumplirlas, felicitarnos por ellas y así seguir avanzando. Os aseguro que es un método muy recomendable para no caer en el desánimo.
  3. ¿Qué pasa si nos desviamos del camino? Es entonces cuando debemos tener la suficiente fortaleza para volver atrás -sin lamentos- aprovechando lo aprendido de ese pequeño tropiezo y seguir avanzando. Es decir, adoptar la actitud del optimista inteligente observar la realidad con objetividad, no perdiendo ni un minuto en quejarse de lo que no va bien sino buscando qué puedo hacer para mejorar y, a la vez, valorar y agradecer todo aquello que sí va bien en este camino hacia la meta.
  4. Aceptar que habrá momentos de desánimo. ¡Por supuesto! Pero no dejar que nos alejen de nuestra meta. Para esos momentos mi clave es recordar por qué comencé ese camino y echar la vista atrás y contemplar todo lo que hemos avanzado. Es incluso positivo, detenerse en algún momento para hacer balance, para felicitarnos y agradecer los logros obtenidos y para afianzar nuestro compromiso con nuestra meta.

¿Qué os parece? ¿Qué meta vas a perseguir este año? ¿Qué meta deseas alcanzar con todas tus fuerzas?

Posts Relacionados