El ‘efecto movilizador’ de las emociones positivas

Todos hemos comprobado en alguna ocasión que practicar la alegría, el optimismo, la gratitud o el perdón hace que tengamos una mayor percepción de satisfacción con nosotros y nuestro entorno, nos proporciona una mayor sensación de felicidad y además nos ayuda a hacer las cosas más fácilmente, como si fluyesen, casi sin notar esfuerzo y llegando más allá de lo que nos habíamos propuesto. Nos permite avanzar. Son sentimientos que nos impulsan y nos ayudan a pensar más allá de ellos. Entonces… ¿Por qué no nos llenamos de emociones positivas? Las emociones positivas son movilizadoras y nos van a ayudar a avanzar, en la familia o en el trabajo, las emociones positivas pueden convertirse en el motor que nuestra vida necesita.

Por eso, en este post quiero hablar de rebeldía. ¡Sí! de la importancia de rebelarse contra los pensamientos negativos, de no dejarse vencer antes de intentarlo, de evitar a las personas que te dicen que no puedes hacerlo, que es imposible… ¡Sé crítico con ellas! En algunas de mis conferencias me refiero al diálogo entre un padre y su hijo de la película En busca de la Felicidad, en el que el padre (Will Smith) alerta a su hijo de que en su vida encontrará a muchas personas que le dirán que algo con lo que sueña es imposible…y le pide que no deje que nadie le diga lo que puede o no puede hacer.

¡Pues bien! Yo os quiero pedir lo mismo… y quiero ir un poquito más allá. Me gustaría pediros que, una vez lejos de los pensamientos paralizadores, llenarais (además de las emociones y sentimientos con los que he comenzado el post) de fuerza, de ilusión, de pasión, de coraje… todos los ámbitos de vuestra vida.

¡Qué lo que estáis haciendo en este momento sea la tarea más relevante para vosotros, en este momento!

-Si estáis estudiando… ¡adelante, hacedlo con pasión!

-Si estáis  cocinando… ¡que sea la mejor comida que hayáis hecho nunca!

-Si estáis en una oficina… ¡buscad la excelencia en vuestro trabajo!

-Si estáis buscando empleo… ¡poned coraje cada día y confianza en encontrarlo!

-(…)

Pero, sobre todo, no dejéis que nadie os quite la ilusión, que nadie os impida mejorar en base a vuestras emociones positivas porque son el verdadero motor que puede movilizaros, que puede ayudaros a superar esta época tan compleja de la que ¡seguro! que entre todos podemos salir a fuerza de coraje y pasión.

Y tú, ¿te animas a poner todo tu corazón, toda tu mente y toda tu alma en todo lo que hagas? ¡Te aseguro que vale pena!

Comentarios (6)

Ahora que ya me estoy haciendo ” adulta” me estoy dando cuenta de que he perdido la ilusión por desarrollae nuevos proyectos y me he limitado a vivir los dias sin un sueño salvo el de disfrutar. Despues de mucho medita prefiero ser un poco más niña y creer que aunque seamos mayores podemos seguir soñando.y lo mejor…todo puede ser posible!! Gracias Luis

Ahora que ya me estoy haciendo ” adulta” me estoy dando cuenta de que he perdido la ilusión por desarrollae nuevos proyectos y me he limitado a vivir los dias sin un sueño salvo el de disfrutar. Despues de mucho meditaflo prefiero ser un poco más niña y creer que aunque seamos mayores podemos seguir soñando.y lo mejor…todo puede ser posible!! Gracias Luis

Hola Luis. Muchas gracias por este post tan valioso. Coincido contigo en los planteamientos sobre asegurarnos de vivir “a plenitud”, y para ello, considero importante agregar que aunque el ‘río suene…’ sus ‘piedras’ deben ser removidas con esperanza de que nuestras acciones irán en favor de situaciones placenteras que nos conllevarán al éxito. Derribar nuestras propias barreras y combatir el autosaboteo interno es la clave. Tener confianza en nosotros mismos es la clave.
Gracias!

Muchas veces somos nosotros mismos esas personas que nos dicen no puedes!!! ser critico con uno mismo es cosa difícil pero absolutamente necesario. Excelente post. Muy motivador Gracias

Luis muchas gracias por tu espíritu y entrega generosa. Es un honor leerte. Gracias y así. Abrazos

Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.