Speel en win je favoriete slots en tafelspellen op My stake! Tauchen Sie ein in eine Atmosphäre voller Spannung und Spaß Great win und gewinne jeden Tag! Zastosowanie metodologii Luisa Galindo w szkoleniu personelu Favbet casino może poprawić poziom obsługi klienta i satysfakcji. Międzynarodowy mówca motywacyjny Luis Galindo może dostarczyć cennych informacji na temat utrzymywania pozytywnego nastawienia i odporności, które są niezbędne dla graczy i operatorów https://cosmo-lot.pl/ Casino. Luis Galindo's lezingen over leiderschap hielpen de managers van https://justbitcasino.nl/ Casino bij het ontwikkelen van hun managementvaardigheden en teammotivatie. Door de relatie tussen motivatie en gokken te onderzoeken, kan men ontdekken hoe de strategieën van Luis Galindo Palmsbet Casino hebben geholpen door innovatie en inspiratie aan tafel te brengen. Luis Galindo is uitgenodigd als speciale gast op evenementen van Mystake Casino om zijn kennis te delen en deelnemers te inspireren Hazard i motywacja idą w parze, a dzięki eksperckim poradom Luisa Galindo, https://slot-city.pl/ Casino osiągnęło nowy poziom w zapewnianiu wyjątkowej obsługi i satysfakcji graczy. Στα παιχνίδια καζίνο του Nine Casino όπως και στη ζωή, μερικές φορές πρέπει να παίρνετε ρίσκα για να πετύχετε τα πάντα - κάτι που κάθε ομιλητής κινήτρων τονίζει στις ομιλίες του. Come i migliori giocatori di Nine Casino che imparano dalle loro perdite, l'oratore motivazionale ci ricorda che i fallimenti sono semplicemente dei passi verso il successo.

Actitud de cambio. ¿Te atreves?

Cambio

Actitud de cambio. ¿La tienes? ¿Quieres cambiar, pero no te atreves? O ¿estás esperando a que lo hagan los demás? Esta semana quiero reflexionar en mi post sobre la valentía para afrontar un cambio. Porque hay que ser muy valiente para cambiar, pero ¿sabéis cuál es el primer paso? ¡Querer hacerlo!

Para comenzar os he traído una historia de la que desconozco el nombre, pero que puede venir muy bien para reflexionar acerca del temor al cambio y de la necesidad de tomar decisiones que nos ayuden a cambiar.

“Cuenta una historia que el joven rey de un imperio lejano se cayó un día de su caballo y se rompió las dos piernas. A pesar de disponer de los mejores médicos, ninguno consiguió devolverle la movilidad. No le quedó más remedio que caminar con muletas. Debido a su personalidad orgullosa, mandó publicar un decreto por el cual se obligaba a todos los habitantes a llevar muletas. Las pocas personas que se rebelaron fueron arrestadas y condenadas a muerte. Desde entonces, las madres enseñaron a sus hijos a caminar con muletas en cuanto comenzaban a dar sus primeros pasos.

Como el monarca tuvo una vida muy longeva, muchos habitantes desaparecieron llevándose consigo el recuerdo de los tiempos en que se andaba sobre las dos piernas sin ayuda de las muletas.

Años más tarde, cuando el rey finalmente falleció, los ancianos que todavía seguían vivos intentaron abandonar sus muletas, pero sus huesos, frágiles y fatigados, se lo impidieron. A veces trataban de contarles a los más jóvenes que años atrás la gente solía caminar sin utilizar ningún soporte. Pero los chicos solían reírse de ellos, incrédulos ante lo que consideraban una fantasía de los ancianos.

Movido por la curiosidad, un día un joven intentó caminar por su propio pie, tal y como los ancianos le habían contado. Al caerse al suelo constantemente, pronto se convirtió en el hazmerreír de todo el reino. Sin embargo, poco a poco fue fortaleciendo sus entumecidas piernas, ganando musculatura, agilidad y solidez, lo que le permitió dar varios pasos seguidos. Su conducta empezó a desagradar al resto de habitantes. Al verlo pasear, la gente dejó de dirigirle la palabra. Y el día que el joven comenzó a correr y saltar, nadie lo dudó: todos creyeron que se había desquiciado por completo. En aquel reino, donde todo el mundo sigue llevando una vida limitada con muletas, al joven se le recuerda como ‘el loco que caminaba sobre sus dos piernas’”.

¿Os dais cuenta? El joven quería dejar las muletas por encima de los que los demás le decían. Deseaba con todas sus fuerzas caminar sin ayuda como le habían explicado los más ancianos del lugar. Y ese deseo le empujó a hacerlo. Le empujó a no desfallecer cuando se caía o cuando los demás le tildaban de loco y dejaban de hablarle. El joven no tuvo miedo. Y si lo tuvo. Su deseo de conseguir andar sin muletas era mayor que el miedo.

Y no se dejó llevar por lo que hacía la mayoría. Su meta era poder andar sin muletas. Y no dudó ni por un segundo de su capacidad para hacerlo. ¡Y lo consiguió!

¿Cuál es tu meta? ¿Qué cambio crees que es necesario hacer en tu vida? ¿Cuál es tu actitud ante ese cambio?
Mirad, en muchas ocasiones, la vida que llevamos -profesional o personal- no es la que nos gustaría, no acaba de convencernos… no vemos a nuestros hijos, no progresamos como nos gustaría en el plano profesional, no compartimos ratos con nuestras parejas, con nuestros amigos… Si es así: ¿A qué esperas para asumir el cambio que tu vida necesita?

Me dirás que ‘Luis no es el momento’, ‘La cosa no está para cambios…’, ‘¿Y si me equivoco’…

¿Creéis que el joven que solo había aprendido y visto andar con muletas no tenía miedo? ¿Os imagináis el vértigo que le debió producir la decisión de soltar ese apoyo que le había acompañado desde sus primeros pasos? ¡Fue muy valiente! ¿Verdad?

Seguro que tú también lo eres. ¡Y no! No te estoy diciendo que tomes una decisión sin meditar, que te lances a una aventura si un plan, ¡por supuesto que no! No se trata de eso. Se trata de trazar un camino para alcanzar eso que tanto deseas: pasar más tiempo en familia, cumplir ese sueño profesional, compartir tardes con amigos, estudiar esa carrera… Porque lo que trato de explicarte es que no debes de tener miedo al cambio. ¡Y sí! El camino puede que se complique. Puede que te caigas (como cayó el joven del cuento)… pero ¿qué tal si te levantas? Vas en busca de eso que tanto deseas, ¿te acuerdas?

La actitud de las personas que no temen el cambio o que lo temen, pero a pesar de ello lo afrontan es, por encima de todo, una actitud valiente, decidida y ¿sabéis por qué es así? Porque desean por encima de todo cambiar, tener una vida más plena, más acorde con sus sueños. ¡Y no dudan en ir tras lo que tanto desean! Cumplir con sus sueños está por encima de todo lo que los demás les puedan decir. Su voluntad prevalece sobre miedos, críticas y obstáculos.

Y tú. ¿Te animas a modificar esas cosas que no te gustan de tu día a día? ¿Eres capaz de superar ese miedo a lo desconocido, ese miedo al cambio que a veces te paraliza? ¿Te atreves a afrontar el cambio? ¿A adoptar una actitud de cambio?

 

Posts Relacionados